Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech
Tamaño letra:

 

En la época precolombina el territorio que actualmente corresponde nuestro cantón, se vio habitado por indígenas del llamado Reino Huetar de Occidente, que al inicio de la conquista fue parte de los dominios del cacique Aczarri, llamado también Accerrí, Aquecerri, Aquearri, Adcerri o Adqarri; quien, por su parte era súbdito del cacique Garavito. La región fue uno de los principales cacicazgos del reino, el cual gozaba de autonomía que le permitía desarrollarse plenamente, y mantenía un conjunto de aldeas que le eran tributarias y según datos históricos los españoles arribaron a esta, en el año 1561, encabezados por el conquistador don Juan de Cavallón. La religión se asentó un año más tarde, cuando el religioso franciscano Fray Martín de Bonilla realizó su primera predicación en este lugar un año después. En enero de 1563, don Juan Vázquez de Coronado, de paso para la región de Quepos, estuvo en Aczarrí, lugar que desde ese tiempo, ya tenía el nombre de su cacique, al que sometió sin ninguna resistencia. Entre 1570 – 1575, dos frailes franciscanos establecieron las doctrinas en Aserrí, Barva y Curridabat y en el año 1575se construyó la iglesia dedicada a San Luis de Tolosa, la parroquia de Aserrí se fundó en el mismo año, la cual es una de las más antiguas de Costa Rica.

En 1583 Aserrí y Curridabat estaban unidas bajo la dirección espiritual de un sólo doctrinero y para la época Colonial y hasta 1880 las iglesias de Aserrí y Curridabat fueron administradas por un mismo cura, el último en atender las dos parroquias juntas, fue el presbítero don Cornelio Peralta. En cuanto al templo actual, la construcción de la iglesia se concluyó en 1895, durante el episcopado de Monseñor don Bernardo Augusto Thiel Hoffman, segundo obispo de Costa Rica; la que en este momento es sufragánea de la arquidiócesis de San José, de la provincia eclesiástica de Costa Rica. A raíz de la apertura del Camino de Mulas, en 1601, que se utilizó principalmente, para el comercio de esos animales en las Ferias de Portobelo, en Panamá; en el sector Occidental del Valle Central, de nuestro territorio, se establecieron potreros para los mismos. En tal forma, para 1662, se conoció la existencia de una zona de descanso de mulas, en el valle de Aserrí. La configuración de la actual ciudad comenzó a mediados del siglo XVIII, por iniciativa de don Alonso de Bonilla, mediante la venta de terrenos en la parte central del asentamiento que hoy corresponde a esa población, con el propósito de establecerla adecuadamente. En ley No. 63 de 4 de noviembre de 1825, aparece Aserrí como un pueblo del distrito San José, del Departamento Oriental, uno de los dos en que se dividió, en esa oportunidad, el territorio del Estado. En el Registro de Linderos de los barrios y cuarteles del Departamento de San José, de 30 de noviembre de 1841, Aserrí fue un cuartel del barrio Alajuelita. En la ley No. 36 de 7 de diciembre de 1848, Aserrí junto con Curridabat conformaron el tercer cantón de la Provincia de San José. En la ley No. 22 Ordenanzas Municipales de 4 de noviembre de 1862, Aserrí constituyó un distrito del cantón tercero Desamparados, de esa provincia. En la administración de don Próspero Fernández Oreamuno, el 27 de noviembre de 1882, en ley No. 3, se le otorgó el título de Villa a la población de Aserrí, cabecera del cantón creado en esa oportunidad. Posteriormente el 10 de agosto de 1920, en el gobierno de don Julio Acosta García, se promulgó la ley No. 69 que le concedió a la villa, la categoría de Ciudad. En cuanto al tema de la educación, la primera escuela oficial fue establecida en una pequeña vivienda de adobes, donada por don Luis Zamora vecino del lugar. La escuela actual entró en servicio en 1897, en la primera administración de don Rafael Iglesias Castro, y actualmente se llama Escuela Manuel Hidalgo Mora. El liceo de Aserrí, inició sus actividades docentes en marzo de 1970, en la administración de don José Joaquín Trejos Fernández.

El nombre del cantón es en recuerdo del cacique Aquecerrí, que gobernaba la región cuando llegaron los primeros conquistadores españoles, denominación que evolucionó a Aserrí. En la actualidad, el cantón es altamente conocido por sus festividades como La Feria Del Tamal y el día del santo patrono de la localidad San Luis de Tolosa. Además, es altamente conocido por sus tradiciones, como: mascaradas, cimarronas, fuegos artificiales y las comidas típicas como los tamales. Otra de los hechos más importantes del cantón es haber sido de los primeros del país en poseer servicio de transporte público y luz eléctrica.

 

2fc345ddb5319460e47f9e7d96390a1b.jpg
BT Background Slideshow - модуль joomla Создание сайтов

Utilizamos cookies de Google para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio. Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte Aquí Política de privacidad.

  Acepto las "cookies" de este sitio.
Click to listen highlighted text! Powered By GSpeech